Discapacitado

2016-07-16

Si sufre de movilidad reducida o no puede venir por otras razones pero le gustaría conocer nuestros productos y tratamientos, no dude en ponerse en contacto con nosotros.

Hemos iniciado este servicio por el consejo de varios de nuestros clientes satisfechos. Si me lo permiten, me gustaría resaltar algunos de estos:

Nos visitó una señora anciana de Winterthur con problemas articulares. Después de la desaparición de sus dolores tras el tratamiento con éxito, nos pidió que la visitáramos porque en su vecindad vivía una señora de casi la misma edad que ella con problemas de movimiento. Me alegro de que pueda decir que tras 6 semanas de tratamiento Orgon, nos esperó en la puerta de las escaleras y en su cara ya no se notaba el dolor causado por el movimiento. Nos saludó con alegría y nos contó que el día anterior ya había podido ir un poco más lejos que antes. ¡Nos alegra haber podido ayudar!

Zúrich, una mujer de 45 años

En 2004 ya fue sometida a una quimioterapia por eso desgraciadamente ya sabía qué conllevaba la siguiente. Por la pérdida de pelo y por la depresión no podía y tampoco tenía ganas de salir a la calle, solo en los casos más necesarios. Le recomendó nuestro equipo uno de los conocidos de la mujer. Después de entrar en contacto, empezamos la terapia necesaria. Según lo que ha dicho, los tratamientos de hace 4 años se diferenciaron en que ahora su pelo ha vuelto a crecer en la cuarta parte del tiempo, y el cansancio, el letargo y la depresión han faltado completamente. Sentía la eficacia de la terapia ya después del segundo tratamiento. ¡A ella también le deseamos mucha salud!

Si sufre de movilidad reducida o tiene poco tiempo, por favor, entre en contacto con nosotros. Todas nuestras herramientas son transportables por eso en su casa también podemos llevar a cabo los tratamientos. Si me lo permiten, les cuento dos ejemplos más de Hungría:

Visité a una señora que tenía problemas de movimiento en la mano. No podía levantar sus brazos ni hasta la altura de los hombros y todos los tipos de movimiento le causaban mucho dolor. Su condición económica le permitió elegir el tratamiento más adecuado. Recibió tratamiento Bemer de dos veces 8 minutos al día, además, también usó el emisor Orgon. Los efectos del tratamiento combinado no cesaron. Los problemas sufridos durante muchos años desaparecieron en unas pocas semanas. Después de 4 semanas surgieron también los efectos secundarios del tratamiento. Desapareció el dolor de cabeza causado por los cambios climáticos y los dolores articulares también se hicieron soportables. Al cabo de 6 semanas los problemas de incontinencia ya no le dificultaban la vida y podía pasear entre las personas durnate incluso horas de manera deshinibida y libre. Volvió a hacer la compra ella misma porque ya no se notaba más su movilidad reducida.

Desgraciadamente tengo que hacer hincapié en que el médico de cabecera de la anciana “no era muy bien informado”. Su respuesta para los problemas iniciales fue: ¡Esto por desgracia ya viene con la edad! Mi sabiduría y mis conocimientos no son nada en comparación con los de los médicos cualificados, sin embargo, me gustaría hacer una crítica. ¡A veces hay que levantarse de la silla cómoda y examinar las posibilidades alternativas de la era moderna! Buscar informaciones, asistir a cursos de formación y probar los métodos que parecen simpáticos, eficaces y “adecuados”. Si el nieto de esta señora mayor no fuera mi conocido, la mujer nunca se habría enterado de esta posibilidad. Su vida se habría destruido entre las manos de su médico porque confiaba ciegamente en su experiencia profesional. (Naturalmente la señora curada ya no tenía que tomar tantas pastillas diariamente, y así los honorarios de su médico también disminuyeron. Según mis observaciones, por desgracia puedo decir que no estábamos igualmente felices por la recuperación de la señora mayor…)

En el otro caso tuve que responder igualmente a la petición de uno de mis conocidos.

En la pierna de un hombre diabético de mediana edad aparecieron heridas ulcerosas que no se curaban. Acudía a hacer vendajes que eran acompañados por un dolor horrible, además, iba a controles regulares a su médico. Sus heridas se iban extendiendo y según la medicina tradicional se le quedó una sola solución. El consejo de su médico fue: Amputación para salvar su vida. El hombre tenía menos de 45 años. Se hizo consciente de que con la pérdida de su pierna cambiaría toda su vida. Sería imposible mantenerse a sí mismo. Así que tomó una decisión. Recurrió a una solución alternativa y él también probó nuestra terapia combinada. En su caso utilicé la terapia combinada de Bemer y Orgon. El resultado fue asombroso. Los bordes de la herida ulcerosa que no se curaba empezaron a sangrar en el segundo tratamiento Bemer. En ese momento no habría podido pasarle nada mejor. La sangre volvió a circular en los bordes de la herida, así la sangre fue capaz de proporcionar todas las sustancias nutritivas adecuadas para la curación de la herida. El dolor causado por los vendajes ya también era soportable. La herida estaba recibiendo continuamente la energía curativa del emisor Orgon. Después de 8 semanas tras el inicio de la terapia, el hombre fue por sus propios pies y con las heridas casi completamente curadas a su médico. Su decepción no fue sorprendente como el asombro de su médico tampoco.

No estoy hablando sobre milagros. No se trata de casos únicos. Las fotos demostrativas se pueden encontrar en nuestra página web. Podemos presentar resultados que se pueden repetir y que sirven de evidencias para la ciencia actual. ¡Les facilitamos acceso a los resultados de científicos, inventores y médicos!

Según mis experiencias el vecino, el conocido, la amiga… etc., desgraciadamente siempre lo saben todo mejor. Tienen más conocimientos de todo y cuestionan en segundos el trabajo de varios años de los profesores. Los charlatanes desgraciadamente han hecho mella en la fama de la medicina alternativa. Nosotros también detestamos estos defraudadores. Nuestra tecnología empezó hace más de 60 años en Alemania. Con los equipos modernos de la época logramos hacerla incluso más moderna y precisa.

Yo les pido solo una cosa. Todo el mundo asegúrese por su propia cuenta de la autenticidad de nuestros productos. Como todos nuestros productos tienen una garantía de reembolso de 100%, usted no pierde nada.